La presente obligación no debe ser exigible al Partido Verde Ecologista de México en virtud de lo siguiente:

– Los integrantes de un partido político no son servidores públicos. Esto es, de conformidad con el artículo 108 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se consideran servidores públicos a los representantes de elección popular, a los miembros del Poder Judicial de la Federación, los funcionarios y empleados y, en general, a toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión de cualquier naturaleza en el Congreso de la Unión o en la Administración Pública Federal, así como a los servidores públicos de los organismos a los que esta Constitución otorgue autonomía.

Asimismo, el concepto de servidor público debe ser entendido como “aquella persona física que ha formalizado su relación jurídico laboral en el Estado mediante un nombramiento previamente expedido por el órgano administrativo competente, o en su defecto que figure en las listas de raya de los trabajadores temporales, y que legalmente lo posibilita para desempeñar un empleo, cargo o comisión en el Gobierno Federal, en el Gobierno del Distrito Federal, en los gobiernos Estatales o en los Gobiernos Municipales”

La Suprema Corte de Justicia de la nación ha definido al servidor público como toda persona a quien se ha encomendado el ejercicio de una función pública, y como para esto es indispensable poner en acción medios coercitivos, o lo que es lo mismo, ejercer autoridad, para considerar que alguien tiene el carácter de funcionario público, debe tenerse en cuenta si puede o no disponer de la fuerza pública, es decir, si puede ejercer autoridad.

– De conformidad con la fracción XVIII del artículo 47 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, únicamente es obligación de éstos presentar la declaración patrimonial.

– Los partidos políticos no forman parte de la administración pública. De conformidad con el artículo 41, Base I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación con el artículo 3 de la Ley General de Partidos Políticos, dichos institutos políticos son entidades de interés público con personalidad jurídica y patrimonio propios, y tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y, como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público.

Por otro lado, de acuerdo a lo establecido por el artículo  1° de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, ésta se conforma tanto de la administración centralizada como de la paraestatal, dentro de las cuales no se contemplan los partidos políticos. Además de que las dependencias y organismos de dicha administración son creados para el ejercicio de las atribuciones del Poder Ejecutivo, tal como lo establece el artículo 2° de la Ley Orgánica.

En ese sentido, un partido político al no ser parte de la administración pública, sus integrantes no pueden considerarse como servidores públicos.

– No existe ningún lineamiento, reglamento o algún otro tipo de normatividad que obligue a los partidos políticos a realizar una declaración patrimonial.

Por lo tanto, la fracción XII del artículo 70 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información no es aplicable al Partido Verde Ecologista de México.